Medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores

 

 

El pasado 21 de diciembre, se publicó en el BOE un nuevo Real Decreto Ley (Real Decreto Ley 16/2013, de 16 de diciembre) con las medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores. Se adopta esta forma de legislar fundamentándose en la extraordinaria y urgente de necesidad que supone la creación de empleo.

Su entrada en vigor es al día siguiente de su publicación en el BOE pero determinadas medidas que se contienen son de aplicación ya para el 2014.

Respecto a los trabajadores con reducción de jornada por cuidado de hijos, desde la entrada en vigor del real decreto, podrán mantener esta situación, si lo desean, hasta los doce años del niño, frente a los ocho años vigentes hasta ahora. Esto es aplicable a los trabajadores que se recorten la jornada por este motivo a partir de ahora.

 

Otra medida es que las empresas de trabajo temporal (ETT) podrán ceder trabajadores en prácticas a las empresas usuarias. Y si estos trabajadores posteriormente se hacen fijos, los empresarios podrán aplicarse las bonificaciones como si hubiesen sido contratados directamente en prácticas por ellos mismos.

 

También se modifica el régimen de las horas complementarias en los contratos a tiempo parcial. Si el trabajador está contratado un mínimo de 10 horas semanales, esta regulación da más poder al empresario en el uso flexible del tiempo de trabajo. Las horas extraordinarias están prohibidas, pero se podrán realizar hasta un 30 % de horas complementarias (ampliables por convenio hasta un 60%). Y el período de preaviso se reduce a tres días. Además si el trabajador es indefinido tendrá una bolsa de horas voluntarias adicionales del 15% de su jornada (ampliables hasta un 30% en convenio). Igualmente, los periodos de prueba de los contratos temporales de menos de seis meses firmados antes del 22 de diciembre seguirán siendo de entre dos y seis meses como máximo, según la titulación del trabajador.

 

Los nuevos contratos temporales de duración inferior a seis meses podrán tener un período de prueba máximo de un mes, salvo que el convenio diga otra cosa.

 

A partir del uno de enero es cuando entrarán en vigor las indicaciones que realiza este real decreto en materia de cotización. En concreto, a partir del próximo ejercicio el tipo de cotización empresarial por desempleo de los contratos temporales a tiempo parcial, pasa de un 7.70 % al 6,70%, igual que los eventuales a tiempo completo. También, en la Disposición Adicional Segunda, se aumenta la base mínima de cotización de los autónomos que en algún momento del ejercicio tengan diez asalariados o más; y pasa a ser la base mínima del grupo de cotización 1 del Régimen General.

 

En la Disposición final octava, establece la ordenación de los incentivos a la contratación, para mayor seguridad jurídica. El gobierno incluirá en una disposición las bonificaciones y reducciones en la cotización a la Seguridad Social vigentes a la fecha de entrada en vigor de esta normativa y procederá a la armonización de los requisitos y obligaciones previstos.

Compartir en redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario