Régimen simplificado de IVA

 

 

El régimen simplificado de IVA puede aplicarse a las personas físicas y entidades en régimen de atribución de rentas que cumplan estos requisitos:

–         Las actividades estén incluidas en la Orden que desarrolla el régimen simplificado.

–         Que no rebasen unos ingresos anuales del conjunto de actividades de 450.000€ anuales o 300.000€ en actividades agrícolas, forestales y ganaderas, cumplan los límites específicos relativos al número de personas, vehículos y bateas empleadas y que el importe de adquisiciones o importaciones de bines y servicios (excluido el inmovilizado) no hayan superado el año anterior los 300.000€.

–         Que no hayan renunciado a su aplicación

–         Que no hayan renunciado, ni estén excluidos, de la estimación objetiva del IRPF ni del régimen especial de agricultura, ganadería y pesca en el IVA.

–         Que ninguna actividad ejercida esté en estimación directa del IRPF o en alguno de los regímenes del IVA incompatibles con el régimen simplificado. Solo es compatible con el régimen de la agricultura, ganadería y pesca y con el recargo de equivalencia.

 

Se aplicarán los módulos que se fijan para cada actividad, que determinará el IVA devengado por operaciones corrientes, de las cuales podrán deducirse las cuotas de IVA soportadas en la adquisición de bines y servicios corrientes y de activos fijos afectos a la actividad.

 

Nuestro programa de Fiscal actualiza cada año los importes de los módulos con la Orden que se publica para estos cálculos.

Compartir en redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario